10 consejos para prevenir una nueva ola de contagios estas Navidades

10 consejos para prevenir una nueva ola de contagios estas Navidades

Como todos sabemos, estas navidades, a pesar de ser una época del año en la que todos queremos reunirnos con nuestros seres queridos y disfrutar en compañía, debemos extremar al máximo las precauciones y medidas de seguridad para evitar posibles contagios y la propagación del coronavirus.

Al respecto, y sobre el uso de las mascarillas siguen surgiendo dudas sobre su uso. Preguntas como

Cada cuánto hay que cambiar de mascarilla, si debemos llevarla puesta en casa en las reuniones familiares, si es peligroso respirar aire que ya ha sido respirado so simplemente si podemos abrazar a nuestros mayores.

En nuestro nuevo artículo de blog queremos responder a las dudas más frecuentes que han surgido conforme se acercan las fechas navideñas y las medidas que debemos seguir para proteger nuestra salud.

 

  1. ¿Es aconsejable llevar mascarillas si la reunión familiar es de un grupo familiar de convivencia? ¿Cuál es la mejor manera de protegernos en el caso de que los familiares pertenezcan a diferentes grupos de convivencia?

Siempre es aconsejable llevar mascarilla, sea dentro de grupos de convivencia estable, como fuera de ellos. Claro, si es un grupo de convivencia con el que llevamos conviviendo tiempo y está controlado en cierta medida, pues entonces la convivencia sin mascarilla no es tan problemática. Aun así, no sabes con total seguridad qué han estado haciendo los componentes del grupo, por ejemplo, esa misma mañana, entonces bueno, siempre es conveniente protegerse con mascarilla en todo tipo de reuniones familiares, sobre todo aquellas que ocurren en interiores que no se puedan ventilar o que no se ventilen. En el caso de grupos no convivientes, es evidente que la protección con mascarilla es absolutamente necesaria.

 

  1. ¿Cada cuánto tiempo debemos cambiar de mascarillas durante las cenas y comidas?

La mascarilla se debe de cambiar según las recomendaciones que haga el fabricante. En principio, dependiendo del tipo de mascarilla hay que cambiarla, o bien cada pocas horas, cada cuatro como en el caso de las mascarillas quirúrgicas, cada ocho horas en el caso de las EPI. Por ejemplo, en este último caso, las EPIs de nanofibras se pueden desinfectar entre uso y uso. Simplemente hay que tener en cuenta las recomendaciones del fabricante.

 

  1. ¿Debemos tener las ventanas abiertas? ¿Si hace mucho frío, cada cuánto hay que abrirlas para estar cómodos al mismo tiempo que seguros?

Los interiores hay que ventilarlos de una manera continuada. Hay un límite de PPM (partes por millón) que es de unos 700. A partir de ahí, estar por encima de esos 700 PPM significa que estamos respirando aire que ha sido ya respirado por otros. Si no se puede medir el CO2 en un espacio interior, pues entonces lo que hay que hacer es el ventilar lo más a menudo posible, teniendo en consideración el espacio a airear, el número de personas reunidas, etcétera.

 

  1. ¿Es peligroso tener puesta la calefacción?

No es peligroso tener puesta la calefacción, por supuesto hay que estar protegidos del frío, pero la calefacción en sí misma no supone un problema. En el tema de la calefacción por convección, la calefacción de aire, es un problema. La calefacción que radia, digamos los radiadores, no lo es tanto aunque siempre se genera un poco de convección. Pero todo lo que son las bombas de calor etcétera que muevan el aire eso todavía es más peligroso.

 

  1. ¿Tenemos que tomarnos la temperatura antes de las cenas o comidas?

Siempre es conveniente tomarse la temperatura, pero claro, si nos encontramos delante de un caso asintomático que ya está en fase de contagio, pues probablemente la temperatura no nos va a indicar que estamos delante de una persona contagiada y esto nos podría generar una sensación de falta seguridad.

 

  1. ¿Este año no se podrá «picotear» del centro gambas y turrones?

Es conveniente no compartir alimentos, aun así, entre personas convivientes picotear no supone ninguna diferencia respecto al día a día. Entre personas que no lo son, pues puede darse un mayor riesgo de que la “compartición” pueda generar situaciones de contagio por fómites (tejidos que cobijan virus, bacterias y agentes infecciosos) o por el simple caso de que haya gotas de virus que se hayan caído sobre un alimento. Pero bueno, hoy en día se considera que realmente el contagio por transmisión aérea ocurra con mayor facilidad respecto a otros tipos de contagio. Pero hay que extremar siempre las precauciones, porque aunque nos resulte extraño deberíamos evitar gestos tan comunes como brindar o compartir el móvil.

 

  1. ¿Podemos estar en algún momento sin mascarillas en casa durante la Nochebuena, Navidad, Nochevieja? ¿De qué manera podemos estar más tranquilos cuando no las llevemos?

Hay que llevar la mascarilla puesta como medida de precaución durante todo el tiempo en el que estemos reunidos con personas. Aun así, la manera de asegurar que nos podamos quitar la mascarilla con cierto grado de tranquilidad es que haya una buena ventilación capaz de barrer eventuales aerosoles infectivos que se puedan haber creado en la habitación. Así que, si hay posibilidad de ventilar, pues reduciremos significativamente la posibilidad de que haya ese tipo de aerosoles, aun así, en distancias cortas, si no llevamos mascarilla siempre existirá la posibilidad de que gotas, gotículas, aerosoles de una persona que está al lado tuyo o enfrente de ti puedan ser respirados.

 

  1. ¿Cada cuánto debemos lavarnos las manos en las cenas y comidas de estas fiestas?

Hay que lavarse las manos frecuentemente. ¿Cómo de frecuente? Bueno, no hay indicaciones concretas, pero es aconsejable hacerlo cuando hayamos tocado a otras personas, antes de llevarnos las manos a la cara, de coger comida o antes de tocarnos los ojos. Si nos lavamos las manos en estos casos, vamos a reducir las posibilidades de contagiarnos y/o de contagiar a los demás.

 

  1. ¿Los niños deben llevar puestas las mascarillas, aunque estén en sus casas? ¿Cómo podemos proteger a nuestros mayores durante estos encuentros, sobre todo si en casa hay nietos, sobrinos, etcétera?

Se ha reconocido que la infectividad de los niños es menor a la que se dijo durante la primera ola de contagios, aun así, es posible que la mayoría de ellos, siendo asintomáticos, puedan contagiar sobre todo a personas mayores. Esto nos recuerda que con las personas mayores hay que tener una precaución especial porque son casos en los que una vez se produzca el contagio del virus, este puede conducir con mayor facilidad o probabilidad a casos de riesgo, de infección o incluso a casos de ingreso en UCI. Es sumamente recomendable que todas las personas mayores lleven mascarilla todo el tiempo y no cualquier tipo de mascarillas, sino mascarillas que sean de alto nivel de protección, tipo EPI, para asegurarnos de que no reciban aerosoles infectivos por parte de ningún componente de la reunión familiar.

 

  1. ¿Debemos mantener distancia de seguridad en la mesa con nuestros familiares y allegados? ¿De qué manera podemos abrazarnos de manera segura? ¿Podemos cantar villancicos con mascarillas puestas?

Hay que evitar el contacto físico en la medida de lo posible, esto desafortunadamente sobre todo para nosotros que somos de cultura mediterránea, supone que hay que evitar abrazarse. Por otro lado, para evitar contacto o proximidad, es aconsejable colocar los puestos en zigzag en la mesa y que esta sea una mesa amplia, que permita cierta distancia de seguridad entre las personas.

Respecto a los villancicos, todo lo que sea cantar, hablar fuerte, hablar mucho incrementa la formación de aerosoles, por tanto, hay que ser muy cuidadoso con este tema y sí, si no queremos renunciar a un momento familiar tan entrañable y nuestro como son los villancicos, entonces es recomendable cantar con las mascarillas puestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lista de espera